roblox IPO

Roblox (RBLX) o cómo crear tu propio videojuego

La compañía de videojuegos Roblox ha anunciado su intención de salir a cotizar en Nueva York (NYSE) en los próximos meses, probablemente en el primer trimestre de 2020. La empresa de gaming con base en San Mateo (California) es un peculiar, no un desarrollador de videojuegos al uso. En realidad es lo que se llama una plataforma de social gaming, que permite jugar, aprender y socializar y ofrece una gran cantidad de juegos creados por los propios usuarios y enfocado sobre todo a dispositivos móviles, pero también PC, XBox o dispositivos de Realidad Virtual (VR).

Es decir, como en otra red social son los propios usuarios los que generan el contenido, en este caso videojuegos, y se le retribuye con una parte de los ingresos generados por los mismos a través de propia moneda digital (Robux). Guardando las distancias, similar al fondo de creadores de contenido que tiene TikTok para sus usuarios. 2020 está siendo el año del despegue de la industria de los eSports y del gaming, y Roblox quiere aprovechar esta situación, junto a la rápida recuperación de la bolsa estadounidense, para lanzar su IPO y recaudar 1.000 millones de dólares en la misma. La otra vía de ingresos de la compañía es la publicidad.

Al ser un compañía de capital privado la información disponible es limitada o escueta, pero estos son algunos datos relevantes::

  • Año de fundación: 2005
  • Valoración en la última ronda de financiación privada (febrero 2020): 4.080 millones de dólares.
  • Financiación recaudada hasta la fecha (Serie G): 336 millones de dólares.
  • Principales inversores: Andreesseen Horowitz y Tencent Holdings.
  • Facturación 3T 2020 (en millones USD): 589
  • Pérdida 3T 2020 (en millones USD): 203
  • Número de usuarios diarios (DAU): 31 millones.

Uno de los puntos fuertes de esta empresa es que sus productos no son de carácter recreativo o lúdico, sino que una gran parte de ellos son educativos, por lo que su base de usuarios está muy diversificada, gran parte de ellos niños.

invertir en roblox


Como puedes observar, la compañía está muy bien posicionada a nivel global en ingresos generados, sólo por detrás de grandes videojueogos de su matriz Tecent y Pokémon Go. SI continúa en esta senda, logrando aumentar su base de usuarios y horas dedicadas a sus producciones, junto al apetito que existe actualmente por todo el mundo del gaming, es muy probable que se revalorice en bolsa a las pocas semanas se su IPO. Seguiré su evolución de cerca.


Actualización marzo 2021

Roblox ha comenzado a cotizar (RBLX) y ya está valorada en +38.000 millones de dólares, más que el BBVA por ejemplo, a pesar de que sigue sin obtener beneficios. El tiempo medio que le dedican diariamente sus usuarios es idéntico a TikTok (81 minutos), una auténtica barbaridad si lo comparamos con otras RRSS. Sólo en 2020 hubo casi 250 desarrolladores y creadores que ganaron 100.000 dólares o más vía Robux (moneda virtual).

roblox usuarios plataforma


Fuente (imagen): Bloomberg, SharesPost, SensorTower, Chartr y web de Roblox.

Tesla ventas

Tesla no tiene un monopolio

Después de muchas discusiones se ha confirmado que Tesla pasará a formar parte del famoso índice S&P 500, entrará en este exclusivo club a partir de diciembre. La empresa de vehículos eléctricos se ha revalorizado más de 400% en este 2020 y se podría que es la compañía más amada y a la vez más odiada que existe. Un valor al que siempre se le acusa de ser una burbuja desde que comenzase a cotizar en 2010, pero que en cambio no para de subir.

Con una capitalización bursátil de 460.000 millones de dólares, es el fabricante de vehículos con mayor valoración, más del doble de su inmediato competidor, el grupo Toyota. Es evidente que los inversores, institucionales y minoristas, entre los que se encuentra Tencent, apuestan fuertemente por este valor y su gran capacidad de crecimiento, entendiendo que en los próximos años aumentará sus ventas fuertemente y liderará el mercado, algo que actualmente no ocurre. De hecho en 2019 fue el fabricante que menos facturó, 24.600 millones de dólares, ridículo en comparación con el grupo Volkswagen (290.000M) o Toyota (272.000M).

Un punto importante y que siempre me llama la atención es que muchas veces se trata a Tesla como si tuviera un monopolio, como si fuese el único fabricante de vehículos eléctricos y no es así ni mucho menos. A los fabricantes “tradicionales” que comercializan vehículos eléctricos, hay que sumarle otros fabricantes puramente eléctricos desde su nacimiento que compiten con Tesla o lo harán en un futuro cercano y en los que también podemos invertir y que también está experimentando fuertes subidas en bolsa:

  • NIO (NIO). Este es el principal rival de Tesla, sobre todo en el mercado chino dónde vende más coches que la empresa americana. Dispone de diferentes modelos para particulares que están funcionando muy bien, aunque de momento no se comercializan en Europa, podrían llegar en 2021. NIO, empresa chian, cotiza en el Nasdaq desde 2018 y su valoración en los últimos meses se ha disparado, las ventas se incrementan y el apetito de los inversores también lo hace.
  • Arrival (ARVL). La compañía con base en Reino Unido era prácticamente una desconocida para el gran público hasta que anunciase su fusión con CIIG Merger Corp y su intención de cotizar antes de abril de 2021 en el Nasdaq. Está centrada en la fabricación de furgonetas y autobuses eléctricos y ya ha firmado acuerdos con la empresa de mensajería UPS, que forma parte de su accionariado junto a KIA, Hyundai y BlackRock.
  • Rivian. Rival de Arrival en la fabricación de furgonetas eléctricas, esta compañía de capital privado (de momento no cotiza) ha alcanzado un hito importantísimo al firmar un acuerdo de venta con Amazon de 100.000 vehículos. También fabricará la primera pick-up eléctrica.
  • Nikola Corporation (NKLA): Otro fabricante de vehículos eléctricos que también cotiza en el Nasdaq, especializado en la fabricación de camiones. Actualmente está en el foco mediático acusada de fraude e investigada por la SEC, pero esto no impide que continúe con sus planes de expansión.

Como puedes observar todas ellas cotizan en el Nasdaq, lo que nos indica la importancia de la tecnología en el negocio. Son los principales players a día de hoy, pero seguro que surgirán nuevas compañías en los próximos años, su tamaño de mercado y crecimiento es muy atractivo como para que no entre nadie más en el business.

tesla vehículos electricos

En la imagen superior puedes observar el crecimiento del mercado en los últimos años, en cuanto a facturación y cómo poco a poco va ganando peso sobre las ventas totales de vehículos, aunque ahora sólo suponga el 2,5% del mercado están ganando cuota fuertemente.


Actualización abril 2021

Y no hay que olvidarse que también tiene competencia por parte de los fabricantes tradicionales, como es el caso de Volkswagen. El año pasado, entre las más de 12 marcas de la compañía, el grupo entregó alrededor de 230.000 vehículos totalmente eléctricos. Puede que sólo sea un 2% del total de entregas de vehículos del Grupo Volkswagen, pero ya es casi la mitad de las ventas de Tesla.

david barros tesla volkswagen


La empresa espera invertir 35.000 millones de euros (41.000 millones de dólares) en movilidad eléctrica durante los próximos 5 años. incluso teniendo en cuenta algunos riesgos graves de ejecución, ese tipo de inversión podría convertir al Grupo Volkswagen en el mayor vendedor de vehículos eléctricos del mundo.


Fuente (imágenes): ARK, McKinsey y Chartr

megatendencias

Covid-19, catalizador de megatendencias

La pandemia que estamos viviendo ha acelerado cambios e impulsado nuevos modelos de negocio y, por supuesto, esto se ha visto reflejado en los mercados. Las compañías cotizadas cada vez están más expuestas a las principales megatendencias, un término del que hace tiempo que empezamos a oír hablar y que se convirtió en mainstream a lo largo de 2020, un año de locos.

Una megatendencia es una fuerza que impacta en la sociedad, en la economía y en nuestras vidas, y lo hace a lo largo de muchos años, lo opuesto a una moda pasajera. Simplificándolo, las megatendencias nos dicen cómo será el futuro



¿Quieres continuar leyendo? Si es así, te dejo el enlace al artículo completo que he escrito en el blog de SelfBank by Singular Bank.

Covid-19, catalizador de megatendencias



Fotografía (portada) de Karsten Würth en Unsplash.

10 años de innovación tecnológica

La tecnología avanza a pasos agigantados, muchas veces nos sobrepasa, y por el hecho de estar inmersos en el día a día no somos conscientes de todo lo que estamos viviendo. Cuando nos paramos a pensar todo lo que ha ocurrido en la última década es cuando nos damos cuenta de la velocidad a la que va todo. El ritmo de la innovación tecnológica es frenético.

Aquí algunos ejemplos que lo respaldan. Vamos allá:

1) Trillion Dollar Club: Hace 10 años no existía ninguna empresa con un valor superior a 1 billón de dólares (en inglés, trillion). Ahora ya hay 5: Apple, Saudi Aramco, Microsoft, Amazon y Google. Si quieres puedes ver el listado actualizado de las compañías a nivel mundial ordenadas de mayor a menor capitalización bursátil.

innovación tecnológica empresas


2) Evolución del Iphone: El smartphone por excelencia ha dado un salto de 10 generaciones, del 4 hasta el 12 actual. Todo ello con nuevas funciones como Siri, grabación de vídeo en 4K, 4G y luego 5G, Touch ID y luego Face ID, pantallas mucho más grandes y procesadores más rápidos que muchos ordenadores portátiles. Innovación tecnológica en estado puro.

3) Airpods: Hemos vivido el lanzamiento de los airpods en 2016 y la importancia estratégica que tienen para Apple, mucho más que una unidad de negocio. De forma aislada podrían ser una compañía independiente, se estima que en 2019 generaron más de 12.000 millones de dólares, superior a la facturación de otros gigantes tecnológicos como Spotify, Twitter o Snap. De media, Apple vende uno 60 millones de airpods al año.

innovación tecnológica airpods


4) Tesla tenía un coche en el mercado hace 10 años, el Roadster, con muy pocos competidores. Hoy hay cuatro modelos a la venta: el Modelo S, el 3, el X y el Y, y prácticamente todos los fabricantes tradicionales tienen su modelo eléctrico. Tesla no tiene un monopolio, aunque sigue dominando el mercado, que evidentemente ahora mucho más grande.

5) Netflix no lanzó la producción de contenido propio hasta 2012 y un año después lo reventó con House of Cards. A día de hoy la empresa tiene con más de 200 millones de clientes, ha cambiado la industria de Hollywood y lidera el negocio de streaming, un sector muy competitivo en el que tiene que pelear con otros gigantes como HBO, Disney o Prime Video.

innovación tecnológica streaming Netflix


6) Bitcoin existía, pero era algo de frikis, complejo, difícil de entender y por supuesto desconocíamos todas sus posibilidades. A día de hoy su capitalización es superior a 1 billón de dólares y cada vez son más lo inversores institucionales que apuesta por la moneda digital. Por no hablar del ecosistema que se ha generado alrededor de los proyectos DeFi (Decentralized Finance).

7) Cloud computing. Seguro que has escuchado la frase “los datos son el petróleo / gasolina del siglo XXI”. Así lo creo yo, otra evidencia más de la economía de lo intangible en la que vivimos, el problema es que estos datos están almacenados en unos data centers propiedad de muy pocas compañías. Es decir, que todos estos datos están controlados por un puñado de empresas tecnológicas chinas y americanas, con Amazon (AWS) a la cabeza, que se reparten una tarta de 130.000 millones.

innovación tecnológica cloud computing amazon


En Europa estamos a por uvas y tenemos un problema muy serio. Aunque existan acuerdos de confidencialidad y/o privacidad, y estos centros de procesamiento de datos se encuentren físicamente en Europa, ¿Quién controla realmente toda nuestra información? Las empresas europeas deberían ser soberanas de sus datos y por ello se ha puesto en marcha el proyecto GAIA-X.


Fuente (imágenes): Kevin Rook, JustWatch y Statista.

invertir en indonesia fondos

¿Invertir en Indonesia?

Hace años, cuando todavía trabajaba en Deloitte, tuve la suerte de acudir a un evento organizado por la empresa en la que el Director del Think Tank Real Instituto Elcano nos habló del cambio geopolítico que se estaba produciendo (entre muchas otras cosas). Nos vino a explicar cómo el liderazgo económico y político se estaba trasladando a Asia, no sólo a China como ya suponíamos, sino a todo el continente: India, Vietnam, Korea e… Indonesia.

Y lo que me llamó la atención, cómo el driver de este crecimiento económico es la población, una cuestión demográfica. China es ahora el país más poblado y la segunda mayor economía del mundo, en 2030 podría ser la primera potencia, incluso antes si tenemos en cuenta la ventaja que ha tomado con la pandemia. Por otro lado India es el segundo país más poblado, y se espera que sea la segunda economía por delante de EEUU.

invertir en indonesia pib


Indonesia me descolocó por completo, al fin y al cabo lo de China e India lo sabemos desde hace tiempo. Indonesia es el cuarto país más poblado del mundo con 273 millones de habitantes y se espera que en 10 años entre en el Top 4 de las mayores economías por PIB (para entonces serán 300M de indonesios) y lo único que sabía en ese momento de este gigante es que su capital es Yakarta. Desde entonces he tratado de conocer más sobre el país y economía, así como las posibilidades que existen de invertir en Indonesia. No existe gran información al respecto, al menos comparada con otros países asiáticos, todavía no es un trending topic. Es sólo cuestión de tiempo.

Indonesia es la mayor economía del sudeste asiático (región ASEAN), miembro del G-20 y lleva desde 2010 creciendo a unas tasas del 6% (ya lo quisiéramos en Europa). Lo llamativo es que a pesar del covid las previsiones de crecimiento del país son del 5,1% para el período 2023-2027.

El sector industrial es el mayor contribuyente a la economía de Indonesia, en torno al 45% de su PIB, dentro del cual se incluyen el petróleo, gas y construcción. La agricultura representa al menos el 15% del PIB del país y el turismo es también un sector muy relevante. Además, el país tiene un fuerte sistema bancario y las sólidas políticas fiscales de Indonesia se encuentran con unos tipos de interés que rondan el 4%. Esto significa que su banco central tiene margen para bajar los tipos de interés para ayudar a estimular el crecimiento en esta época de pandemia.

Cómo invertir en Indonesia

Vistas las previsiones de crecimiento del país, no parece descabellado apostar por él y hacerle un hueco en una cartera de inversión. De momento son pocas las alternativas que tenemos para invertir en Indonesia, siempre a través de fondos de inversión y ETFs. Comprar acciones de Indonesia es todavía ciencia ficción, a no ser que coticen además de en el país asiático en Europa o EEUU.

Teniendo en cuenta que los minoristas no tenemos mucho dónde escoger y que su mercado de renta variable es pequeño, quizás la opción más atractiva es hacerlo a través de la gestión indexada, fundamentalmente siguiendo el índice MSCI Indonesia o de una manera más amplia a través de MSCI Emerging Markets. Sin embargo, en este último que está dominado por China y su BigTech, el peso de Indonesia es irrelevante. Existen varios ETFs que siguen el MSCI Indonesia y que cotizan en plazas europeas con un coste de 0,40%-0,50%: DWS, Lyxor, HSBC… hay dónde elegir.

Este era el Top 10 de compañías que forman el MSCI Indonesia en diciembre de 2020:

invertir en indonesia MCSI indonesia


Como puedes ver existe una gran concentración, estas 10 empresas (de las sólo 22 que componen el índice) representan más del 80% de su capitalización, con gran peso de la banca y servicios financieros, que representa el 50% del índice. El crecimiento económico que estamos viendo en el país todavía no se refleja al mismo nivel en sus mercados, es probable que en los próximos años nuevas compañías comiencen a cotizar (IPO), se abra el mercado más a la inversión extranjera o incluso privatizaciones de empresas públicas.

invertir en indonesia rentabilidad

Como puedes ver es un mercado muy volátil que se desplomó durante la crisis del covid, pero que ha repuntado con fuerza, podríamos decir que se encuentra en rango o lateral, no se ve una tendencia clara de momento. A 5 años su rentabilidad es del 4,82% frente al 15,03% de emergentes con una volatilidad de 23,72% frente a 17,25% del emerging markets. Mucha volatilidad, característica de estos mercados, y que no todos los inversores está dispuestos a asumir.

Si eres de los que prefiere la gestión activa una opción interesante puede ser el Fidelity Indonesia A USD que está disponible para los minoristas en las principales gestoras, aunque hay que tener en cuenta que sus TER ronda el 2%. Su comportamiento ha sido prácticamente idéntico al MSCI Indonesia, su benchmark, y no se aprecio el “alfa” del gestor por ningún lado.

La cuestión aquí es si el crecimiento económico que se espera para los próximos años impulsará a la bolsa del país, al igual que ocurrió en China en la anterior década (2010-2020). Es pronto para saberlo.


Fuentes: VisualCapitalist, Statista y MSCI.

rentabilidad activos 2020

Balance de un año de locos

Hace sólo unas semanas que despedimos uno de los años más memorables para los inversores y toca hacer balance. Un año marcado por el covid, el crash bursátil de marzo, la rápida recuperación de las empresas tecnológicas, el hundimiento del IBEX-35, el resurgir de las materias primas, etc…

Vamos a analizar lo más destacado del año, que en general ha sido bueno para aquellos inversores que han podido soportar el desplome de las bolsas al inicio de año. Si en marzo me dicen que el año acabaría así no me lo creo. En la tabla de la imagen superior puedes ver los diferentes tipos de activos ordenados de mayor a menor rentabilidad en los últimos 15 años, así como su rentabilidad anualizada y volatilidad, gentileza del informe Guide to the Markets que JP Morgan publica gratuitamente de manera trimestral. Analicemos los ganadores del año:

  • Empresas de pequeña capitalización. Las small caps americanas (índice Russell 2000) son las claras vencedoras del año, con una rentabilidad del 20%. Eso sí, para alcanzar este rendimiento hay que tener estómago para aguantar las caídas superiores al 40% que experimentaron a lo largo del año. En 2020 se ha cumplido la premisa de que este tipo de empresas generan mayor rentabilidad a cambio de una volatilidad superior (22,6% anualizada). En este sentido, las small caps espñolas (BME Growth) lo han hecho fantásticamente, con una rentabilidad por encima del 40%.
  • Mercados emergentes. Los emergentes han despegado este año y el MSCI EM cerró con un +18,7%. No es de extrañar si tenemos en cuenta que China representa ya más del 40% de este índice y fue la única economía que logró crecer en 2020 y cumplió con esa famosa recuperación de V de la que tanto se hablaba en abril y de la que nadie se quiere acordar ya. Además, hay que tener en cuenta la transformación que ha sufrido este índice a lo largo de la última década, actualmente está dominado por empresas de carácter tecnológico como Alibaba, Tencent o Taiwan Semiconductor. Esto ha abierto el debate sobre la futura correlación entre los mercados emergentes y desarrollados, hasta ahora baja debido al peso de las materias primas, energía y consumo en los emergentes, pero cada vez tiene más peso el sector tecnológico, al igual que en los desarrollados.
  • S&P 500. El índice americano nos ha vuelto a sorprender y cerró 2020 con una rentabilidad positiva del ¡18,4%! lo que hace que su rentabilidad anualizada para el período 2006-2020 sea de 9,8% con una volatilidad del 16,7%. Es increíble cómo las empresas tecnológicas que lo lideran (Amazon, Apple, Microsoft, Google…) siguen teniendo esa capacidad de crecer como si fuesen start-ups. Son las empresas que menos cayeron en marzo y las primeras en recuperarse, por todos es sabido que el sector tecnológico se ha visto reforzado en la pandemia. Esta imagen habla por si sola, la rentabilidad de las BigTech americanas entre el 28% y el 76%. Increíble.

rentabilidad activos tecnologia 2020


Si somos justos hay que mencionar también que es difícil que estas métricas se mantengan en el largo plazo, tarde o temprano tendremos que ver la famosa “reversión a la media” en el S&P 500. Además, la concentración que existe actualmente en las principales compañías es inquietante, tras la entrada de Tesla las 6 primeras tienen el mismo peso que las últimas 369.

Como puedes ver en la tabla, todos los activos han obtenido rentabilidad positiva en 2020, salvo el inmobiliario (-5,1%) y las materias primas (-3,1%). El caso de las materias primas es peculiar, la rentabilidad de estas inversiones alternativas hace referencia al Bloomberg Commodity Index, uno de los más populares junto al GSCI y el RICI. En todos ellos el petróleo es la materia prima que tiene mayor peso, excesivo para muchos, por lo que no representan fielmente lo que ha ocurrido en las materias primas. La realidad es en 2020 todas ellas han obtenido rentabilidad positiva, salvo el carbón y el petróleo. Lo puedes ver en esta imagen:

rentabilidad activos materias primas


Y es que como apuntan muchos analistas (incluido el propio Jesse Felder es muy probable que nos encontremos ante un nuevo súper-ciclo de materias primas y estas comiencen a despegar después de años de caída. Este 2021 nos despejará las dudas.

Y aunque no aparece en la tabla, no nos podemos olvidar de Bitcoin y las criptomonedas en general, que ha sido el triunfador de año que hemos cerrado. Parece que cada vez más inversores institucionales apuestan por los criptoactivos y esto ha hecho que se revalorice más de 300%.

El problema es que la tabla no muestra las caídas máximas del año (drawdown) que fueron fortísimas y que al inicio de la pandemia hizo que cayese hasta la cotización del oro (cerró el año con +25,12% de rentabilidad), activo refugio por excelencia. Por ello, muchos inversores recordarán este año como uno de los peores que han vivido, desplome de acciones que habrán quitado el sueño a más de uno y que provocaron que vendieran en los momentos más difíciles.


Fuente (imágenes): JP Morgan y Visual Capitalist

modelo de suscripcion ejemplos

Subscription Economy Index

Durante los últimos años han surgido nuevos modelos de negocio, sólo tenemos que observar a nuestro alrededor para darnos cuenta: la forma en la que consumimos contenido (música, series, películas), pedimos comida a domicilio, nos formamos o incluso trabajamos, potenciado todo ello por la pandemia, que en muchos casos ha servido de catalizador de todo ello. Uno de estos modelos de negocio es el basado el suscripciones, mediante el cual el cliente paga una membresía y tiene acceso a una serie de contenido, productos o servicios.

Los modelos de negocio de suscripción más conocidos son los que afectan al entretenimiento, como es el caso de la música con Spotify o Apple Music o series y películas con HBO o Netflix, servicios en la nube (cloud computing) como Dropbox o Drive o e-commerce como Amazon Prime. Pero la realidad es que este modelo se está imponiendo en muchos otros sectores, como es el caso de la movilidad, retail, prensa (en el que ha explotado en 2020) o formación financiera como Uncommon Finance.

modelo de negocio de suscripcion


Este modelo se basa en poner al cliente en el centro del negocio, de forma que el mismo gira alrededor de él, frente al modelo tradicional que consiste en tratar de vender el mayor número de productos posibles a los potenciales clientes a través de diferentes canales, pivotando en los últimos años de los físico a lo digital.

En realidad esto es lo que llevan años haciendo las compañías tecnológicas como Amazon o Apple, obsesionarse con el cliente para tratar de recopilar la mayor información posible sobre él. Cuanto mejor conoces las necesidades de tu cliente, mejor las puedes satisfacer y más “valiosa” se vuelve la relación. Es una auténtica transformación digital: de ventas aisladas de un producto a una relación dinámica y circular con tu suscriptor.

Basada en este nuevo modelo de negocio surge el Subscription Economy Index desarrollado por Zuora, compañía de software especializada en servicios de suscripción y que por cierto forma parte de nuestro Uncommon IPO Index. Este índice está basado en información anonimizada recopilada por la compañía y lo que viene a evidenciar es que el crecimiento de las ventas de las empresas con un modelo de suscripción es mucho mayor que el de las empresas del S&P 500 o del sector retail en EEUU.

Estas empresas logran fidelizar a los clientes y mantener una relación más estrecha y directa que los negocios tradicionales y, por otro lado, este modelo permite a la empresa generar ingresos recurrentes a lo largo del tiempo, lo que le permiten gestionar de una manera más eficientes sus recursos por lo que no es de extrañar que cada vez más negocios “de toda la vida” estén ofreciendo servicios de suscripción independientemente del sector.

Fuente: Zuora y Suscribed

Alibaba sigue batiendo récords en el Singles´ Day

Todo lo ocurrido en las últimas semanas relacionado con la fallida salida a bolsa de Ant Financial nos ha servido para ser conscientes de uno de los principales riesgos en los que incurrimos al invertir en las tecnológicas chinas, el riesgo político. No podemos olvidar que China es un estado autoritario y sus líderes miran con recelo todo el poder que están concentrando, no van a dejar que se les vaya de las manos y por ello tienen el foco puesto en las mismas. Es el peaje que tenemos que pagar por estar posicionados en ellas, probablemente en un futuro vivamos situaciones similares a la de esta frustrada IPO.

Sin embargo, esto no nos debe hacer perder la perspectiva de la relevancia que tienes las bigtech chinas en los mercados financieros a nivel mundial, sin ir más lejos Alibaba y Tencent ocupan el quinto y noveno puesto en el famoso índice ponderado por capitalización MSCI ACWI (mercados desarrollados y emergentes) con un 1,04% y 0,75% respectivamente. Obviar estas compañías en nuestras carteras podría ser un error.

En el caso de Alibaba, un ejemplo de la fuerza que tiene es el famoso evento Single´s Day, que organiza desde hace años cada 11 de noviembre (11/11) y que es un día con descuentos muy agresivos en todos sus productos, rodeado de toda una parafernalia de eventos y conciertos, todo muy estilo chino. Como puedes ver en la imagen principal, Alibaba ha ido aumentando su facturación año tras año y en 2019 alcanzó los 38.000 millones de dólares, muy por encima de las ventas realizadas en toda la semana del Black Friday en EEUU.

Para este 2020 existía mucha expectación sobre el evento, teniendo en cuenta que durante esta pandemia los e-commerces se han visto muy beneficiados, se esperaba que de nuevo batiese su récord. Y tanto que lo ha batido, en el Singles´ Day de 2020 Alibaba ha facturado 74.000 millones de dólares y, además de ser una muestra de fortaleza de este titán tecnológico, es una señal de la recuperación del consumo en el país asiático, el único que crece en 2020 y que está cumpliendo con la famosa recuperación en “V” que en Europa estamos lejos de alcanzar.

Por otro lado, es increíble el sistema de Alipay y la infraestructura que está detrás para que pueda soportar tal cantidad de volumen de operaciones en tan sólo 24 horas y la capacidad de crecimiento que tiene Alibaba a pesar de ser una de las mayores compañías del mundo.

Fuente: Bloomberg y Reuters

kuaishou

Kuaishou, el rival de TikTok que saldrá a bolsa

Durante las últimas semanas estamos viviendo todo un culebrón con la (de momento fallida) salida a bolsa de Ant Financial. Parece que más allá de los requisitos del regulador chino, existen intereses políticos detrás y una lucha de poder entre el Jack Ma (fundador de Alibaba) y Xi Jinping (presidente de China).

Mientras tanto el resto de empresas asiáticas no pierden el tiempo y en este caso es Kuaishou, rival directo de TikTok, quien ha anunciado su intención de cotizar en Hong Kong (HKEX), previsiblemente a inicios de 2021. Esta tecnológica china cuenta con más de 300 millones de usuarios activos mensuales (DAUs) en sus diferentes unidades de negocio: plataforma de vídeos, streaming, e-commerce, juegos online, etc…. Durante la pandemia y especialmente en las semanas de confinamiento su crecimiento ha sido exponencial en la segunda mayor economía del mundo. Al igual que muchísimas otras startups tecnológicas asiáticas está participada desde sus inicios por el gigante Tencent, quien tiene el 21,5% del capital.

En la primera mitad de 2020 la compañía facturó 3.830 millones de dólares (+48% respecto al mismo período del año anterior) y en las últimas rondas de financiación privada se valoró en 30.000 millones de dólares, con estas cifras su intención es captar 5.000 millones en su IPO. En esta imagen te muestro la poco información que he podido obtener de la compañía en cuanto a edad media de sus usuarios (muy jóvenes) y ciudades en las que tiene mayor impacto, son datos de inicios de 2020, pero en el caso del número de usuarios se encuentra obsoleto, ya que actualmente se encuentra por encima de los 775 millones.

Kuaishou usuarios

Si esta IPO es exitosa y la compañía continúa creciendo la misma entraría a formar parte de los principales índices de China y de mercados emergentes, como es el caso del MSCI Emerging Markets dónde ya podemos invertir en las tecnológicas chinas que lideran la innovación a nivel mundial.

La economía de lo intangible

Los activos intangibles son unos de los activos alternativos más desconocidos. Invertir en patentes, software, marcas, bases de datos, aplicaciones, etc… resulta todavía extraño. Invertir de manera de directa en intangibles está reservado a muy pocos. Lo curioso es que la mayoría de nosotros invertimos en intangibles de manera indirecta sin reparar en ello, si tienes en cartera algún fondo de renta variable ya lo estás haciendo.

Y es que la mayoría de empresas que tengas en cartera, por ejemplo a través de un fondo del S&P 500 o MSCI World (mercados desarrollados) tienen en sus balances activos intangibles. Es más, la mayoría de sus activos no intangibles y cada vez van ganando más peso. Y es que vivimos en la economía de lo intangible, donde estos activos son cada vez más relevantes y cada vez son capaces de generar más ingresos. Y si hablamos en concreto de las grandes tecnológicas ni te cuento., piensa en Facebook o Google, si inviertes en ellas en realidad lo estás haciendo en aplicaciones, bases de datos de clientes, marca, etc…

La imagen del post te ayudará a entenderlo mejor. En las empresas del S&P 500 prácticamente el 80% de sus activos son intangibles y las 5 mayores empresas por capitalización son todas tecnológicas, mientras que hace 15 años en ese ranking sólo estaba Microsoft. Nos encontramos en una nueva era y eso implica nuevos retos, este tipo de activos son (i) difíciles de valorar, no es tan sencillo como asignarle un valor a un edificio o un vehículo, ¿cuánto valen todos los datos que Facebook tiene sobre sus usuarios? ¿Y las aplicaciones gratuitas que ha creado Google y usamos todos los días? Y por otro lado, (ii) son difíciles de asegurar, todo un reto para estas entidades.


Además, la crisis del covid-19 lo que ha hecho es acelerar todo este cambio hacia una nueva economía basada en unos activos que no puedes ver ni tocar. Las empresas son conscientes de ello y cada vez destinan mayor parte de su presupuesto a la inversión en estos activos.

Fuente (imagen): Aon y Bloomberg